TGTBTQ | Promotional The Good The Bad & The Queen CD – 2007

Spanish Interview to Paul Simonon, Simon Tong, Tony Allen and Damon. From the Promotional CD, Sadly I don’t have the original, just the translation.

TRADUCCIÓN

Entonces, antes de The Good The Bad And The Queen, Damon, fuiste a Nigeria para hacer un disco. ¿Qué pasó con eso?

Damon: El problema que tuve, principalmente en Nigeria, es que había pequeños elementos de los arreglos de las canciones, pero el bajista que tenía, que era increíblemente bueno, realmente no me convencía. Quiero decir, algunos de los músicos con los que tocamos eran fantásticos, espero en algún momento usar esos tracks, porque grabamos como otro álbum entero. Estaba probando las canciones, tratando de relacionar Londres con Lagos, estaba fascinado con la importancia de la espiritualidad en África y simplemente no lo pude articular en la forma que quería, y esa es la razón básicamente por la que tuve que dejar todo, es duro cuando has escrito un disco entero de canciones, a pesar de que sean buenas canciones, abandonar todo, pero creo que tienes que hacerlo a veces. Si siento que no estoy dando todo quizás me retire y ponga mis pies en alto.

Contanos sobre cómo comenzó  The Good The Bad And The Queen.

Damon: El disco empezó con la ultima canción que hice con Blur llamada Music is my Radar, que tiene una línea que dice “Tonny Allen got me dancing”. Eso me llevó a trabajar en una canción en el disco de Tony. Y eso nos llevó a zapar en el estudio, lo cual nos llevó a Tony, a Simon y mí a Lagos, a trabajar con un grupo de grandes músicos del lugar, haciendo un disco entero. Volvimos a Londres y decidí que no era el disco que tenía en mi mente, así que empezamos de nuevo, usando lo anteriormente grabado como bases rítmicas. Después Dangermouse se sumó, y Paul vino a la mezcla, y es ahí cuando conseguimos el álbum mucho más enfocado en lo que queríamos.

Algunas partes del disco tienen un sentimiento muy londinense. ¿Cuándo decidiste que querías escribir sobre Londres?

Damon: Al conocer a Paul, sabes? Tenía un compañero para el crimen otra vez. Creo que cuando vivía con Justine compartíamos intereses similares, la misma idea romántica sobre la vida. Hasta que volviera a encontrar alguien así, salí e hice otras cosas, y Paul fue como un golpe de historia,  la forma en la que él está tan centrado en el oeste londinense, es como que empezó todo el proceso de vuelta.

Paul: Bueno, hacer un disco que refleje Londres es como un territorio conocido para mi, porque escribí sobre eso cuando The Clash empezó, era básicamente escribir sobre lo que pasaba en nuestra puerta, cosas que nos afectaban, y que obviamente cambiaron, porque cuando viajamos y vimos el mundo desde diferentes ángulos, empezamos a hablar sobre cosas que no puedes ver cuando estás desempleado. Así que volver a eso con este disco, es como continuar algo, pero con una perspectiva de un hombre adulto, y no uno de 19 años.

Damon: Londres en parte, Nigeria en parte, Wigan en ocasiones. (risas) Es un disco muy cosmopolita. Predominantemente fue grabado en Londres, pero también las etapas finales fueron hechas en Devon. También algunas partes fueron grabadas en Lagos.

Paul: Una buena representación del norte realmente.

Damon: Si.

Paul: Ya sabes, un mix de gente.

¿Qué tipo de música hay en este CD, y qué clase de banda es?

Damon: Tiene elementos afro-beat, es un ritmo que podes extemporizar y mezclar, pero también hay una especie de arreglo muy estricto en él.

Simon: En la forma en la que él trabaja, le gusta mantener las cosas en movimiento, así que es un poco de “estas son las notas, estas son las letras, vamos a hacerlo así”, pero a su vez parece que todo el tiempo se está moviendo, lo que es bueno para un músico, porque quizás decide de repente “oh, no me gusta eso, hagámoslo de otra manera”o “voy a cambiar esto”, así que mantiene constantemente las cosas fluyendo, pudiendo cambiar rápidamente y te permite probar diferentes cosas. A veces podes ir y ensayar cosas, y después ir al estudio, y puede sonar una basura. Es bueno mantener todo en una etapa temprana, casi como un demo. Porque no hay nada peor que sobre-ensayar mucho una canción y después grabarla, perdes el sentimiento cuando la terminas.

Paul: Todo el proceso de grabación fue bastante aleatorio, cuando una canción aparecía, alguien agregaba algo más, y básicamente pasábamos a otro tema, no había una progresión. Creo que al final de la grabación teníamos como 24 canciones, quizás más, que fueron enterradas en algún lugar.

Simon: Fue muy divertido, mantener todo fresco .

Comparado con el último proyecto de Damon (Gorillaz), esto es un sonido muy simple, muy definido, con un line up claro.

Simon: Yo estuve involucrado un poco con Gorillaz, especialmente en el tour, Gorillaz tiene una banda enorme como de 20 personas, una orquesta y todos los raperos. Es una banda gigante, asi que creo que fue bueno de repente tener una banda de 4 personas y algo bien básico. Fue un cambio importante, es refrescante hacer algo más chico e inmediato. No hay donde esconderse, todo tiene que ser perfecto, lo cual está bueno, es vigorizante. Siempre espera lo inesperado.

Tony: Simplicidad, podrías decir que es algo simple, pero a su vez algo muy difícil de llegar a esa simplicidad, probamos diferentes bajistas, así que cuando Paul llegó nos solucionó ese aspecto, dijimos “ok, tenemos que empezar a trabajar de verdad ahora que Paul está acá, él es un bajista maduro”. Sabe el lenguaje que hablamos, la simplicidad, y Damon también, es un genio para mi, la forma en la que trabaja, es como todo el mundo debería hacerlo, eso es un buen músico.

Así que, Paul, habiendo tocado con The Clash, ¿estuviste cómodo con este proyecto? ¿Qué estilo fue el que aportaste?

Paul: Tiene todos los elementos, tiene Spaghetti Western, hay algo de reggae, un poco de rock’n’roll, de todo realmente, quiero decir, con lo que finalizamos fue algo orientado a un estilo folk. Cada disco que Damon ha hecho es completamente diferente de su último trabajo, y eso me hace acordar a lo que hacíamos con The Clash. En vez de “oh, bueno, esto está bien, un feliz conjunto de canciones que parece que funciona con la audiencia, hagamos otro disco igual al ultimo”. Se hace muy aburrido todo, uno siente que es necesario un cambio de dirección, para poder disfrutarlo, y este disco fue un poco como eso, necesitas estar entusiasmado y proponerte retos.

Tienen a Brian Burton, Dangermouse (productor de Gorillaz) – en la producción.

Damon: Él es fantástico, va a estar por muchos años haciendo discos sorprendentes. No es que yo me siente y no haga nada, también produzco en mi propia manera. No puedes estar haciendo un disco por tanto tiempo y no ser a la vez una especie de productor, es imposible, pero hay ciertas cosas que las dejo en manos de otro, los remixes finales y eso. Se que él está muy orgulloso también del disco, lo que es bueno.

Simon: El hace esa cosa de productor antiguo donde se sienta y delega cosas o sugiere, pero también se involucra y hace lo suyo. Es muy bueno en eso de simplificar una canción, y es honesto. Si no le gusta te dice “es basura”, lo que es bueno. Ese es el rol del productor, ser honesto y darle otro punto de vista o mirada al artista.

Paul: Él fue bueno porque estuvo en control de hacer el disco desde el momento en el que dijo “ok, vamos a hacer esta canción”, y ahí es cuando comúnmente sale un comentario como “¿Y qué acerca de esta? Esta me gusta” y él nos diría “no, es mi decisión”, así que ayudó un montón, en mi pasado podíamos gastar miles en el estudio sin siquiera tocar una nota, porque había conflictos, pero disfrute mucho grabar este disco.

Tony: Bueno, a veces es bueno experimentar, es la forma en la que lo veo. Es música.

Ok, ¿Qué creen que fue lo mejor?

Simon: Creo que lo mejor fue ir a Devon, porque pudimos mezclar todo, Damon terminar sus vocales y las letras, llegamos al punto donde pensas “ok, por fin vamos a terminar esto”, y finalmente fue así.

Paul: Si, tomó 4 años.

Timon: Cuando Paul vino yo pensé “ok, tenemos que mantenernos en esto, tenemos que trabajar ahora”. Después de 3 o 4 años llegamos a la parte final, nadie fue egoísta, simplemente tratamos de probar ideas.

Paul: Creo que mi momento favorito probablemente sea cuando nos juntamos todos en una habitación y empezamos a tocar. Cuando las canciones comenzaron a salir, cuando hicimos la primera canción, y anduvo, pensamos “está funcionando”.

Damon: Si, el mejor momento fue en Devon, el lugar donde pusimos el estudio está como a 300 yardas de la casa, pero en la casa tengo este lugar donde durante años he estado poniendo fotos de mis tatara abuelos, obras que mi padre hizo cuando estaba en la universidad, pinturas de mi hermana, fotos viejas, la habitación está llena de ancestros, y tenemos un piano ahí, así que nos sentamos y tocamos, estuvimos en el lugar una semana, probando cosas nuevas, fumando, tocando, tuve que sacar todas las fotos de mis ancestros porque llegó a un punto donde parece que te están mirando. Pienso que fue genial.

Damon, tu visión del mundo es a veces, bueno, pesimista. Los 2 mundos (imaginarios) del filósofo J.S. Mill son Utopía, donde todo es perfecto, y Distopía, donde todo está mal. Tu visión del mundo se encuentra en Distopía?

Damon: Bueno, no lo veo como una Utopía, eso seguro, pero … ese país Distopía, es algo del pasado o del futuro? No lo sé. De eso se trata el disco, tratar de descubrir eso. “Donde estamos?” El título del disco, es The Good The Bad and The Queen. Era hora de tener otro disco que contenga “queen” en el nombre. No teníamos uno desde los 80’. Era hora, y creo que llegamos a un momento paralelo a esa época, un momento de catarsis donde estamos hartos de promesas de una mejor vida, promesas que ya nos hicieron, y la reina sigue ahí, creo que es correcto mencionarlo, para después poder volver a mi bizarra relación con Clint Eastwood.

Ahora el análisis canción por canción: El primer tema se llama History Song. ¿La historia de quién?

Paul: Damon y yo pasamos un montón de tiempo pasándonos libros, estábamos leyendo cosas de Marble Arc, y History Song salió de ahí.

Damon: Si, History Song, bueno, es la final reencarnación porque fue por diferentes procesos para llegar a lo que es en el disco. Estaba leyendo un libro sobre los ahorcamientos en Londres, el termino “hangers on” era usado para aquellas personas que esperaban cuando alguien era ahorcado, usualmente la familia y los afectos, tiraban de los pies de la persona y ayudaban a que el ejecutado tenga una muerte rápida y no sufra. Es una especie de imagen de esta persona a punto de ser colgada. En el primer verso la persona camina sobre la horca y el sol brilla sobre el arco. En el segundo ve un puerto y un barco, “Let’s talk about Sundays lost in melancholy”, y en el tercero parece que el tiempo está tormentoso, suena como una orquesta, y luego los “hangers on” empujan y ese es el final de la canción. Así que todo pertenece a diferentes localizaciones y puntos de vista, a veces canto sobre mi, otras veces sobre otras personas. Creo que empezó con Modern Life is Rubbish, y Parklife, y después fue un poco extremo en The Great Escape.

80s Life es la segunda canción. ¿De qué trata?

Damon: “It’s an eighties life and it all looks good on you”. Es algo sobre mi en los 80’, pero el “on you” es sobre alguien más. Es sobre no querer vivir en una guerra que no tiene final en nuestra era, es sobre el país. Es sobre alguien en el medio oriente, que se levanta muy temprano, u otra persona preparándose para la escuela.

Simon: Es una de mis favoritas. Empezó como algo más, y después la desarmamos llevándola a lo esencial.

Sigue Northern Whale. Una ballena (whale) real?

Damon: Northern Whale tiene una historia detrás. Mi compañera Suzie un par de años atrás estaba por ir a la Antártida para bucear con focas, lo que para ella era un poco difícil, ya que no le gusta el frio, para ella el frío es casi como, su idea de infierno. Estábamos de vacaciones antes de que ella vaya, estábamos en el mar y empecé a cantar. Escribí esta canción sobre una ballena del norte, para que ante cualquier dificultad que ella podría tener, venga y la salve. Así es como empezó. Fue bastante romántico, una especie de canción de amor, y después pasó que una ballena llegó a Londres, lo que encajó perfectamente. Es como algo mágico, casi como un animal mítico del pasado que aparece en el presente.

Kingdom of Doom es el track 4. Simon, ¿Disfrutas de tocar esa canción?

Simon: Esta canción Kingdom of Doom tiene algo muy Floyd en ella, también me recuerda a Echo and the Bunnymen por alguna razón, tiene un sentimiento muy de los 60’, muy emotiva.

Damon: “It’s Friday night in the Kingdom of Doom, Ravens fly across the moon”. Kingdom of Doom es el United Kingdom. Doom es una palabra interesante creo, y los cuervos, bueno, hablan por ellos mismos realmente. Amo la idea de que Fridays night es una especie de, un olvido en el que todos caemos, yo incluido, es algo parte de nuestra personalidad, el beber todo el tiempo porque el país está en guerra. Eso es como lo siento, creo que nuestra cultura se ha despreocupado y separado tanto que permitimos a nuestro gobierno tomar decisiones horrendas, todos sabemos que está mal, pero somos pasivos ante esto, nos convertimos en un Kingdom of Doom.

Paul: Parece una canción clásica como de Wichita Lineman o algo así. La letra es fantástica.

Herculean es la canción N°5. ¿Damon?

Damon: Bueno, es una de las más raras. Empezó con este coro llamado Fifteen que se especializa en canto inglés medieval, lo cual amo, así que lo primero que tuvimos fue ese extraño movimiento de acordes, y Tony tocando la batería mientras el coro cantaba. Estabamos hablando sobre la batalla de Hercules y del reciclaje de basura. Pienso que esta canción es como un recorrido sobre mi vecindario: comienza por el canal, continua sobre el parque The Gaswork, va sobre el cementerio en Horrow Road y vuelve al canal, sigue por The Mosque (templo islámico), después aparece una voz que dice “The medicine man’s here 24/7”, lo cual es cierto en esta área. Otra línea hace referencia a The Mosque, dice “And it all gets better when life is straight, It’s bigger than you and the welfare state”, lo cual a veces me llena de pánico de que alguien lo malinterprete y piense que me refiero a la inmigración. Es una especie de revelación para mí que vivo en un ambiente tan multi-cultural, es imposible de ignorar, la mejor política es tratar de comprenderlo, y esperar que en el futuro, obviamente no mañana, se produzca una especie de verdadero amalgamiento y surja algo nuevo de todo eso.

Paul: Es una linda canción sobre gente muriendo y yendo al cielo. Liricamente tiene algunas interesantes referencias sobre el oeste de Londres. Menciona a The Mosque, y a la gente que va a orar: “Celebrate the ghosts gone by”. Es una idea un poco dramática.

Behind the Sun, la sexta canción, parece tener un estilo de los 70s, quizás de comienzo de los 80s, el tiempo en el que la política inspiraba a la música – hay algo de Ghost Town de The Specials aquí?

Damon: Bueno, no tanto de The Speciales. Suena como si tuviera viento soplando sobre edificios vacíos, con la luna afuera, lo cual para mí es una de las primeras texturas en la música pop que encontré. Hay dos canciones que cambiaron mi vida, una es Rock The Casbah y la otra Ghost Town. Esas dos cosas llegaron a mi cabeza en el momento exacto, y fueron tan coloridas, teatrales en algún modo, que siempre quise hacer música como esa porque supe cómo me cambió a mí. La canción creo que tiene algo emotivo, quizás de comienzos de los 70s, algo parecido como lo primero de Rod Stewart y Cat Stevens.

Simon: Si, creo que tiene algo de The Specials. Damon es un gran fan de Terry, así que definitivamente. Es uno de los dos tracks que mantuvimos de Nigeria, solamente cuando llegamos a casa lo regrabamos.

Movamosnos a Bunting Song. Una canción sobre insignias y banderas?

Damon: Un amiga mía hace banderines. Es una amiga que vive alejada de la ciudad, que solía vivir en Londres, pero ahora vive al lado de un gran bosque en Sussex. Tenía esta imagen de luces saliendo del bosque en el medio de la noche, y los banderines comenzando a moverse. Es un poco aterrador. Invoca a una fuerza inexplicable saliendo del bosque, que no sabes qué es, pero estas obligado a acercarte, hay algo que te pone incómodo. Bueno, quizás no sea el único que siente miedo sobre caminar solo dentro de un bosque, donde de repente sonidos extrañps y luces salen del medio de la noche.

Al escuchar por primera vez Nature Springs, pensé que era sobre ser esclavos. ¿Trata sobre eso?

Damon: Si, dice “Nature Springs is caught in a war, the imperious demands of a local law.” Exactamente lo que eso significa, es lo que somos. Perdimos nuestra identidad y desafortunadamente la reemplazamos con una versión de segunda mano de América, lo cual no es un modelo con el cual este país fue construido. Así que estamos enfermos de esto y en muchas formas ha provocado algo en nuestra psique, creo que ha sido increíble como este país últimamente ha tenido la habilidad de integrar todo, pero se está llegando a un límite, creo que tiene que ver con el hecho de que hemos perdido nuestros valores básicos, y los remplazamos con hamburguesas. Creo que es importante conocer el pasado, para saber donde vamos. La gente es bastante ignorante sobre su pasado, cosas estúpidas como, ¿alguien alguna vez pensó que la razón por la cual Irak nunca iba a tener una solución es porque originalmente no era un país, y fue algo que en los años 20’s, luego de la primera guerra mundial y el colapso del imperio otomano, fue dibujado por un diplomático británico; juntando tres áreas étnicas muy diferente, lo cual no puede ser hecho rápido y fácilmente?. Una gran cantidad de la mierda que estamos afirmando ser de alguna manera liberadora y que va a limpiar de amenazas terroristas al mundo, son cosas que nosotros mismos la hemos creado.

No resulta una sorpresa que una canción se llame A Soldier’s Tale. Damon, ¿ese soldado podría estar en Irak o Afghanistan?

Damon: A Soldier’s Tale, es bastante sobre mí, cantando sobre como me siento. Me levando sitiendome muy bien y me acuesto un poco confuso, o me levanto sintiéndome mal y me voy a la cama sintiéndome agradecido de que pude soporté el día. (risas). Y a veces es totalmente diferente. Mientras este país ha estado en guerra, cada disco que he hecho tiene referencias a eso porque siento que necesita ser constantemente recordado. No creo en la guerra, a veces escribo como si estuviera cantando sobre alguien lejos de su casa. Un montón de canciones son comos postales de eso. Por ejemplo, en el segundo verso dice “emptiness” y empecé a escribir “the emptiness in computers bothers me. These are the seeds in our mind. We make our own confine in time”. Es yo tratando de juntar las cosas, todo empieza con pequeñas ideas y trato de unirlo en un todo.

Paul: Tiene un montón de acordes menores, es todo lo que sé. The Clash trataba de alejarse de esos acordes, saltábamos muy entusiasmados, pero esto es algo mucho más delicado y frágil, creo que Soldier’s Tale es una canción muy frágil y tiene que ser tocada de forma muy cuidadosa.

Simon, la próxima canción se llama 3 Changes, ¿por qué?

Simon: Es una de mis favoritas, Damon tenía una idea y algunas partes en el piano, algún trozo de letra. La hicimos en tres formas completamente distintas, luego Dangermouse junto todo, por eso se llama así, porque hubo tres diferentes versiones de la canción, y luego hicimos una sola de esas tres.

Damon: Bueno, hicimos una, luego hicimos otra versión, y pensamos “no queremos que pierda sentimiento”, así que las integramos junto con otra parte, y creo que termino siendo una pieza fantástica que muestra los maravillosos músicos que hay en el disco. Es genial en vivo. Es bastante sobre Gran Bretaña, esta pequeña isla llena de gente. (canta) “Da, da, da, da, da, da, da, da…”, me gusta esa parte. Eso es lo que me gusta de este disco, tiene cosas que ya he hecho antes, si digo que es el sucesor de Parklife es solo en ese sentido. No es nada como ese disco, solo que tiene elementos, tiene mi viejo órgano, que no le usaba desde Parklife, creo que es lo que amo de este disco, tiene el bajo de Paul que suena como The Clash a veces, lo cual no sorprende porque el es The clash.

Paul: Three Changes es una canción malhumorada sobre el oeste de Londres.

La canción siguiente, Green Fields, tiene una fascinante historia detrás…

Damon: Bueno, es raro porque la canción trata sobre la canción. Es muy raro, no conozco muchos ejemplos de una canción que sea sobre la canción misma, esto es una excepción. Se remonta a varios años atrás, Alex y yo, saliendo con Marianne Faithful, una noche alocada, realmente no sé donde era, se que era por la calle Goldhawl, terminé en un pequeño estudio de alguien, no me acuerdo de escribir la canción, pero aparentemente me senté y grabe un demo, melódicamente y estructuralmente la canción es la misma que la del disco. Me desperté a la mañana no estando seguro de lo que había pasado la noche anterior, y un par de años más tarde gente vino y me dijo“Marianne me mostró ese demo que hiciste, me encantó”, y yo estaba como “¿realmente? ¿Que debería hacer?”. Y ella lo grabó, y yo estaba ligeramente molesto porque no me consultó para hacerlo. Pero aparentemente se lo había dado esa noche, algo como “ok, puedo escribir una canción, toma, aquí tienes”. Ella fue e hizo una versión de ese demo. Luego conseguí una copia del demo original, era fantástico, se los mostré a los demás y los otros estuvieron de acuerdo con hacerlo. Pensé, “bueno, voy a terminarla explicando cómo perdí la canción y cómo la recuperé”. Así que terminó siendo una canción sobre la canción.

La última canción es el nombre de la banda. Nadie quedó afuera, incluye “el bueno, el malo…. y la reina. Si Utopía es la tierra prometida, entonces, ¿esa promesa ha sido rota, y lo que resultó fue Distopía?

Damon: The Good, the Bad and the Queen, ese es el día uno de Distopía, comienza con el sol saliendo de las nubes, los satélites se encienden, los celulares comienzan a funcionar, los autos empiezan a moverse, todo. Es como si Gran Bretaña fuera una miniatura, como esos lugares donde vas y ves las ciudades en miniatura, donde alguien apreta un botón y todo cobra vida. Se vuelve más oscura en el segundo verso, donde explica que todo es una rutina, para el bueno, el malo, y la reina, es todo lo que tenemos. Y luego comienzo a despotricar sobre los adictos al crack en campos verdes, que deberían estar representados políticamente, y después como que el final es un poco optimista, con los niños llenos de energía que van a salvar el día, y luego termina en tres minutos completamente ruidosos.

Paul: The Good The Bad And The Queen tiene algo muy divertido, tiene una especie de intro Victoriana, como si estuviéramos en un escenario teatral, despega y se convierte en algo más como The New York Dolls, y termina siendo algo completamente trash, muy punk, es una canción muy divertida para tocar.

Simon: Hubo como dos o tres jams que fueron unidos. Dangermouse le dio sentido a todo. Fue muy divertido, tiene algo de Bowie. Otras canciones son como, directas, sabes exactamente donde te llevan, esta sale de eso, cae como una torre de naipes. Fue un alivio para todos, dejar solamente que fluya.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: